A través de sus ojos

Toda mi vida he sido de contextura delgada. Y por varios años pesé 135 libras, que aunque no eran exactamente las de mi peso ideal, me hacían ver y sentir bien 🤷‍♀

Pero de pronto llegaron a mi vida momentos de gran dolor. Tuve meses bastante difíciles en los que recibí un golpe tras otro 😕 Meses que me robaron casi quince libras. Lo que me llevó a pasar de estar delgada, a ser una flaca al borde de quedarse sin masa muscular.

La ropa ya no me quedaba bien. Parecía tener el armario de alguien más. Empezaron a verse mis costillas y algunos espacios entre mis muslos que antes no estaban ahí. No lo voy a negar. Lo que veía en el espejo me disgustaba y entristecía 😔

El cambio era demasiado evidente. La gente empezó a notarlo y yo también. Y por un tiempo me costó vivir con eso.

Pero poco a poco fui recuperando fuerzas. Y desde entonces ha sido una lucha constante con mi cuerpo, buscando la forma de recuperarme ☝ Un esfuerzo diario de dependencia, confianza y esperanza en Dios, en momentos donde resulta tan difícil sentirme satisfecha, segura y cómoda conmigo misma.

Es aquí cuando pienso en los mensajes de ”self love” que muchos pensarán pudieran ser de ayuda. La verdad es que… no 🤷‍♀ Algunos están llenos de belleza y verdad. Pero otros están completamente vacíos, y pocas veces he podido sentirme realmente identificada.

En primer lugar ☝ porque, aunque el mensaje central es el mismo, no se habla tanto de los ”flacos”. De los que tenemos el metabolismo demasiado acelerado. De los que perdemos peso más rápido de lo que lo ganamos, y nos molesta que la gente piense que eso es algo bueno. De los que sabemos que delgadez no es sinónimo de buena salud y buscamos hacer algo por nuestro propio bien.

En segundo lugar ✌ (y puedes dar por hecho que es la razón de más peso) he decidido verme reflejada en la Palabra de Dios y no en los mensajes de amor propio que intentan vender. Porque el amor propio del que todos hablan (y en una ocasión yo también hablé), no es el amor propio al que Dios se ha referido en Su palabra.

Todas las personas somos valiosas para el Señor. Pero la confianza del creyente tiene su raíz en el hecho de que nos relacionamos con Él. Debemos amarnos a nosotros mismos, basándonos en la verdad de que Él hizo posible nuestra salvación, nos dio al Espíritu Santo y diseñó un plan especial para nuestra vida. No de que somos autosuficientes, independientes, poderosos y súper especiales 💅

La Biblia no especifíca que debemos amarnos a nosotros mismos, pero el mandato de “amar a tu prójimo como a ti mismo” muestra que es normal y bueno tener un grado razonable de amor y respeto por uno mismo, así como Jesús. El demostró que se quería a sí mismo porque apartaba tiempo para descansar, comer y pasar buenos ratos con sus discípulos y con quienes podían llegar a serlo 🤷‍♀

Yo por igual, y sin importar qué tan fea me sienta hoy 😂 todavía cuido de mí. Todavía como. Todavía duermo. Todavía hago las cosas que me hacen feliz. Ese es el tipo de amor propio del que Jesús y Pablo estaban hablando.

”Amar a tu prójimo como a ti mismo”. Cuidar de otros así como cuidas de tí 😉

So… por supuesto. Debo amarme a mí misma lo suficiente como para cuidarme. Comer, dormir y pasar tiempo con las personas que amo, mientras trabajo en mis propios pensamientos y sentimientos. En detenerme a observar el estado, no sólo de mi cuerpo, sino también de mi espíritu, la parte más esencial de mi ser. De eso se trata.

Los momentos difíciles por los que tuve que pasar me afectaron emocionalmente. Terminé lastimada a raíz de esos acontecimientos, y el cómo estaban las cosas en mi interior se hizo evidente. Pero esas experiencias también me hicieron ver la tremenda fidelidad de Dios. Y Su inagotable y eterno amor que fluye sin parar. Me di cuenta de cuán importante soy para Él ❤

Entonces lo entendí.

Poner la mirada en Dios cambia el modo en que nos vemos a nosotros mismos. A medida que te veas a ti misma a través del lente de la Palabra de Dios, vas a empezar a conocer que tan ancho y profundo y eterno es el amor de Dios por ti ☺

Esa es la verdad que procuro recordar todos los días en este proceso de recuperación. Soy hermosa a los ojos de mi Creador, y valiosa en Sus manos.

También procuro evitar esconderme detrás de una máscara de seguridad que sólo hará que mi estado empeore 🧐 Aprendo todos los días a aceptarme y a no sentirme tan mal por mi físico, pero preocuparme lo suficiente como para hacer lo que es debido para mejorar.

Hay esperanza, hay solución. Sé que con la ayuda de Dios y de los que amo, estaré mejor porque he decidido verme a través de sus ojos

2 comentarios en “A través de sus ojos

  1. Excelente escrito. Dios, Señor de los corazones, ha puesto en ti y en aquellos que te rodean un sentir de amor y de superación. La verdad de Dios se refleja en sus actos por ti cuando tú y tus seres amados se mueven en pos de tu mejoría. Dios ha permitido un proceso en tu vida que te ha ayudado a ver desde otra perspectiva su bondad. Por eso demos gracias a Dios por su inmensa bondad, porque él es bueno todo el tiempo.

    Me gusta

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s