Huellas

Lo que buscamos y apreciamos en nuestros amigos son las mismas cualidades que más nos hacen sentir orgullosos de nosotros mismos o que, al menos, desearíamos que fueran más evidentes. Lo que significa que, la mayor parte del tiempo, los amigos nos dicen mucho acerca de quiénes somos y de quiénes no somos (no por nada existe el refrán aquel)

Las amistades genuinas se basan en una visión compartida. Es decir, nuestra vida es mejor, de alguna manera, porque ciertas personas forman parte de ella. Y a pesar de las enormes diferencias, los verdaderos amigos estamos de acuerdo en temas que realmente importan: los valores, las pasiones, las inquietudes en común y el respeto mutuo que enriquecen nuestras vidas.

shutterstock_172218023.jpg

1275.png Con el paso del tiempo, a la obvia huella que deja en todos nuestra primera gran influencia, la familia, se van añadiendo otras personas que, voluntaria o involuntariamente, van guiando nuestro camino. A veces son personas que hacen algo por nosotros. Otras veces son personas que tomamos como modelo. Incluso a veces el más pequeño gesto te puede alegrar un mal día, como el de ese desconocido que te cede su lugar en la fila del supermercado porque tu compra es más pequeña. Sea como sea, esas personas, anónimas o no, no son conscientes de la huella que dejan en ti, y de justicia es agradecérselo.

En el caso de los círculos cercanos (amigos, compañeros de trabajo, etc.), los propios lazos existentes se van reforzando con el leit-motif de “hoy por mí y mañana por ti”. Un intercambio de apoyo, aprecio, respeto, tiempo de calidad y buenos deseos que se hacen presente en la convivencia.

descarga.jpg

Tengo la suerte de contar con gente a mí alrededor en la que puedo depositar plenamente mi confianza y con la que no me importa mostrarme tal cual soy. Son los que no dudan en decirme las cosas con total transparencia y, al mismo tiempo, apoyarme incondicionalmente en todo lo que hago. Ellos inspiraron esta publicación.

Personas entran y salen de nuestra vida como clientes en un supermercado, incluso llevándose con ellos parte de lo que somos (sin dejar de ser quienes somos), o dejando en nosotros parte de ellos. Porque, lo creamos o no, somos propensos a ser influenciados, en poca o gran medida, por quienes conocemos. Nos alimentan con opiniones nuevas, o ponen a prueba nuestro dominio propio. Pero es mayor la influencia que proviene de aquellos con quienes te conectas. Personas a las que sientes el placer de dedicar tiempo que no regresará, con quienes compartes una amistad honesta. 

Aquellos que te motivan a aceptar más cosas de ti mismo. Te dicen cuando no estás en lo correcto. Con quienes puedes contar. Te escuchan de verdad. Te acompañan en los momento difíciles. Te producen paz. Te ayudan a mantener los pies en la tierra. Personas que te dan su apoyo, incluso en las situaciones más complicadas. Hacen de la amistad una prioridad. Perdonan. Te hacen querer ser mejor. Personas que te cambian, así como quienes inspiraron esta publicación me cambiaron. Todos marcaron mi vida, cada uno con su especial forma de ser. No sería lo mismo sin ellos, sin quienes han permanecido y brindado su apoyo incondicional todos estos años.

Personas con las que estoy inmensamente agradecida, a quienes les tengo aprecio, respeto y admiración incalculables. A esos que me han dado el empujón que necesito para continuar. Por quienes oro y me preocupo. Personas que en algún momento me aconsejaron y guiaron a través de la Palabra de Dios. Quienes tocaron y siguen tocando mi corazón con sus palabras y atenciones y que, con su sola presencia, cambian todo mi mundo. A quienes siempre llevaré conmigo; a ellos me dirijo.

La realidad es que, hay tanto que decir que ya no diré más nada. Esto es lo que reconozco públicamente. Soy muy afortunada. 

 

group-of-friends-1.jpg

 

 

4 comentarios en “Huellas

  1. Realmente, como dices, eres muy afortunada de tener esas amistades. Hoy en día, las personas tóxicas abunda. Has expuesta con mucha sinceridad tu pensar y está muy bien concebido. Fácil de leer y muy interesante.

    Me gusta

  2. Afortunado es quien pueda encontrar una amistad honesta en este tiempo. Tienes un gran corazón, si por leer es, no hace falta hacerlo mucho más para saberlo.

    Un gran abrazo!

    Me gusta

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s