¿Imitadores del mundo?

Quiero creer que estas asociaciones están comprometidos con el impulso de la música cristiana y el bienestar ocupacional de sus creadores y sus respectivos ministerios; reconocen el esfuerzo de profesionales del arte y comunicación cristiana y esto, personalmente, es lo que defiendo.