Apariencias

 

image-61073

Un tema que puede convertirse  en un cáncer que destruye  la identidad  de cualquier  ser humano y dañar el más ”inocente” corazón. Este tema es la apariencia.

En nuestra época se suele ver una sociedad arrastrada por las “tendencias” que la modernidad y los avances tecnológicos ponen a su disposición. Las redes sociales, para mi, han llegado a ser una gran bendición porque me han conectado con personas de gran importancia para mi vida y han logrado convertirse en una fuente de innumerables oportunidades. Pero, creo que también estas representan una especie de espada de doble filo cuando no se usan con propósitos correctos. Uno de ellos es “guardar la apariencia”, o mantenerla en caso de tenerla.

Uno de los abusos que mayormente he podido observar y se comete por medio de las redes, es de personas que presentan una imagen virtual de sí mismas que no parece estar acorde con lo que presentan en la realidad. Aparentan tener cosas materiales que no tienen y ser personas que no son, logrando así ocultar su verdadera identidad y condición. Una de las explicaciones para entender esta actitud se debe a la gran necesidad de ser aceptado, amado y sentirse importante para los demás.

Me encontraba caminando una tarde cuando pensé: ¿Por qué las personas ocultan su esencia, su diseño, su realidad, para aparentar ser otra cosa que no son? Muchos aparentan ser personas con un “fuerte carácter”, para hacerles creer a los demás que las cosas que acontecen a su alrededor no les afecta, aparentan ser inmunes a las reacciones de los demás. Otros van al otro extremo y aparentan ser ”cadenas de oro” para lograr estar bien con todos los demás, no importando el precio que haya que pagar. ¿Acaso es esto correcto? 

No te compares con los demás

iStock_000014681115_Full_AR.jpg
Parte de lo que provoca la infelicidad en muchas personas es la comparación que hacen con las vidas de aquellos que los rodean. La tendencia es comparar los puntos bajos de tu vida con los puntos positivos de las vidas de otras personas. Y esto es muy dañino.
Cuando ponemos en relieve las capacidades y características de los demás sobre las nuestras, afectamos nuestra identidad. No debemos por ningún motivo hacer este tipo de comparaciones, pues cada ser humano se diferencia de los demás. Toda persona tiene luces y sombras, ademas nuestro Dios nos ha creado con una personalidad que se compone de grandes virtudes, talentos, dones y un carácter único.

¡Libérate de la apariencia  de la “persona perfecta”!

10654b8
Para liberarte de la apariencia de la “persona perfecta”, entonces, sé tú mismo/a, busca dentro de ti lo que te hace único/a e irrepetible. Quizás muchos critiquen tu forma de ser, pero eso no tiene que derrumbarte si puedes cambiar para bien. Pide ayuda. Descubre tus virtudes y acepta tus defectos para modificarlos, integra tu apariencia en una estima saludable.
Compararte es un error. Eres diferente a los demás y tus circunstancias son distintas. Y lo que te hace verdaderamente único va más allá de cómo te ves. 1 Samuel 16:7: 7 dice: ”Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová mira no lo que el hombre mira, pues que el hombre mira lo que está delante de sus ojos, mas Jehová mira el corazón. También debes recordar que los números no importan. La vida que tienes detrás de la pantalla es la que verdaderamente debes cuidar. 
hhj

Un comentario en “Apariencias

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s