Convirtiéndonos en mujeres de éxito

No había terminado el 2015 y muchas mujeres ya tenían una larga lista de resoluciones para el 2016. Lo cierto es que ya estamos casi casi a mediados del año y aún seguimos afinando esa lista porque nuestra mente corre a mil revoluciones con ideas y proposiciones a nosotras mismas. Año nuevo, vida nueva, proyectos, trabajo, negocios y hasta cambio de look. Nadie nos puede detener. Pero siguen pasando los días, ¿y los planes? Bien, gracias.

Lo cierto es que a nuestra actitud de guerreras hay que ponerle un orden para empezar a ejecutar y no quedarnos en ideas maravillosas que nunca se concretan.

Es importante que trabajes en tus prioridades, definas tu ruta y te lances en un camino planificado a concretar todos esos proyectos que tienes en mente. Un primer paso para echar a correr nuestros planes es buscar inspiración en los logros de muchas otras mujeres. Hay grupos de emprendedoras y sitios donde podemos aprender de cómo otras personas echaron el resto para conquistar sus metas.

Para ayudarnos en este camino, existen cosas que podemos hacer. Cosas que, honestamente, me han servido y es probable que puedan servirte también.

o-WORKING-WOMEN-facebook

Analiza tus rutinas: Haz una lista con todas tus obligaciones o tareas que consideras pendientes. Analiza objetivamente cuáles te reportan un beneficio y elimina las que no te ayuden a sentirte más productiva y feliz.

Disciplina de sueño: Dormirte todos los días a la misma hora y descansar al menos siete horas cada noche te ayudará a sentirte renovada y llena de energía cada mañana, además de ayudar a tu cuerpo a mantener en orden los ciclos de sueño.

Hacer ejercicio: Salir a correr por las mañanas o caminar 20 minutos en la tarde son más que suficientes para despejarte del estrés y mantener tu cuerpo y mente activos todo el día.

Diseña un horario: Ya sea que trabajes o te dediques de lleno a la vida en familia, es buena idea que definas un horario con tus obligaciones y trates de apegarte a él, así las horas del día serán suficientes para todas tus actividades.

Descansa: Traza una línea imaginaria en el horario para incluir “tiempo libre”. Toma descansos de 20 minutos para no sobrecargar tu cerebro con las tareas pendientes, así mantendrás el ánimo arriba y tu productividad.

Planea: Toma unos minutos antes de concluir tu día para organizar el siguiente y así ahorrarás tiempo en la mañana ya que no tendrás que planear todo tu día nuevamente.

Empieza por las tareas más pesadas: Cuando tu día incluya tareas muy pesadas o que te provocan pereza, lo mejor es hacerlas durante la mañana o ponerlas al principio de tu lista de pendientes para librarte de ellas lo antes posible.

Evita distracciones: Cuando tengas tu horario diseñado podrás detectar las tareas más importantes y cuando las estés realizando, procura tener tu celular en silencio, evita revisar tu correo electrónico o cualquier otro distractor para hacerlas bien, más rápido y con toda tu concentración. Olvida el multitasking. Aunque tengas la capacidad de realizar muchas actividades a la vez, procura no hacerlo. Cada tarea tendrá mejores resultados si estás completamente enfocada en eso y no estás dividiendo tu atención en 3 o 4 pendientes.

Comer bien: Esto no lo hago mucho, pero es necesario respetar las horas del desayuno, dedicar el tiempo necesario para alimentarnos bien, pues es de ahí de donde viene nuestra fuerza. Comer mientras trabajas o saltarte comidas restará ánimo y energía a tus días.

Sin embargo, aunque todas estas cosas pueden ser de mucha ayuda, no servirán de nada si no recordamos lo que nos dice la Biblia sobre el lugar en el que se encuentra el verdadero éxito de la mujer:

showcase.jpg

La belleza exterior no perdura, sólo la belleza interna es incorruptible y ésta es la que debemos procurar desarrollar, la cual es de gran estima ante Dios. (1 Pedro 3:4)

Los estudios y conocimientos no me hacen digna de obtener el favor de Dios, solo Su gracia es suficiente. (Efesios 1:5-6; 2:8-9)

Buscar la aceptación de los demás no es lo que hace perfecto mi camino, sino que como sierva obediente a mi Señor, procure siempre agradarle a El en todo. (Gálatas 1:10)

El estatus económico o la posición profesional no determina mi felicidad o el aparente éxito en esta vida, porque ya sea que lo tenga todo o no tenga nada, Dios es la fuente de mi gozo. (Filipenses 4:11-13; Habacuc 3:17-18)

La autoconfianza desafía la dependencia en Dios y nos hace apoyarnos en nuestras propias habilidades, lo cual no nos hace reconocerlo en todos nuestros caminos como el autor de toda gracia. (Proverbios 3:5-6).

La Palabra de Dios sí dice que la mujer exitosa, y la que el Señor aprueba, no es aquella que lo haya alcanzado todo en esta vida, sino la que ha aceptado el sacrificio de Cristo y es obediente a Sus preceptos. Aquella que en Proverbios 31 se describe como una mujer virtuosa, que teme a Jehová y cumple en obediencia con Su llamado de feminidad bíblica.

¿Alguna vez has sentido que eres menor que otras al comparar lo que tienes con lo que las demás poseen? Pidamos perdón al Señor si hemos tenido envidia de la prosperidad de otras personas y que Dios nos ayude a estar contentas con la hermosa porción que se nos ha dado.

El salmista se vio en una posición similar a la nuestra al decir en el Salmo 73, que casi se deslizaron sus pies al ver la prosperidad de ellos. Estuvo a punto de seguir sus caminos cuando comparaba su actual estado con los que le rodeaban. Después del autor describir las cosas por las que él podía quizás considerar desigualdades de la vida, al final solo encontró respuesta en el santuario de Dios.

Cuando la presión del mundo te abrume y te cuestione, no te impacientes, entra en el santuario, en intimidad con Dios y renueva allí tus fuerzas y pensamientos.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s