Madurez emocional: principios imprescindibles

madurezemocional

La madurez emocional es sumamente importante para nuestras vidas. Nadie nace maduro. Las experiencias de nuestra infancia y la manera en que nuestros padres nos criaron, son las que forman nuestro carácter y desarrollo emocional.

Principio I: Saber despedirse del pasado

maduere3

Las personas emocionalmente maduras saben que la vida es mucho mejor si se vive en libertad. Así que, dejan marchar lo que ya no les pertenece, pues comprenden que mirar al pasado les impide cerrar etapas y cicatrizar sus heridas emocionales. 

La definición psicológica que se le da a la madurez emocional es el “ser capaz de aceptar la realidad de las personas y cosas tal cual son”. Cuando te aferras al pasado tu vida se mantiene estancada. Decir adiós es tener la capacidad de desprenderse de todas aquellas cosas que lastiman tu corazón.

Las relaciones interpersonales pueden impactar nuestras vidas tanto de manera positiva como de manera negativa. Muchas veces somos marcados negativamente por relaciones de noviazgos y esto nos afecta emocionalmente pero, podemos tomar la decisión de seguir adelante. El tener una mala experiencia  en nuestras vidas no debe condicionar nuestro presente ni arruinar nuestro futuro. Debemos tomar la determinación  de despedirnos de ese pasado. Debemos cerrar el capítulo y abrirnos paso a la segunda parte de la historia. Dios ha diseñado un plan maravilloso para ti pero, es necesario decir adiós al pasado, para que este plan pueda ser hecho realidad.

Principio II: Conocerse internamente

La madurez emocional ayuda a alcanzar una conciencia especial de los pensamientos y los sentimientos propios.

Una gran ventaja de conocerte internamente es que permite abrirte paso para que proyectes las cualidades positivas y mejores las negativas. Cuando realmente nos preocupamos por conocernos, descubrimos nuevos talentos, dones, 51bd0b40-c005-11e3-b7fb-29f7285835a0_178972725-1-aptitudes, vocaciones que estaban ocultas. Desarrollarlas creará nuevas oportunidades de éxito y desarrollo en nuestras vidas, nos abrirá nuevas puertas, hará que incursionemos en nuevos ámbitos de la sociedad. ¿Quién sabe? Tal vez tengas la habilidad de escribir y no te habías dado cuenta. Tal vez tengas el talento para tocar algún instrumento y no te habías percatado. Tal vez tengas la capacidad  para la actuación  y no lo habías considerado.

Conocernos a nosotros mismos es vital para relacionarnos de manera positiva  con los demás. Esto nos ayudará a considerar a otros como a nosotros mismo. Dejarás de medir a los demás con estándares que tú mismo no puedas cumplir. El falso “perfeccionismo” se derrumba frente a nuestro ojos, porque nos damos cuenta de que somos tan débiles como los demás. 

“Madurar es cuidar lo que dices, respetar lo que escuchas y meditar lo que callas”

Principio III: Dejar de quejarse

Aprende-a-salir-de-la-queja-1.

La queja no resuelve nada, porque es inoperante, no aporta soluciones. Es el recurso de los amargados que no se atreven a cambiar lo que no les agrada, ni aceptar lo que no pueden cambiar ni a las personas como son.

Dejar de quejarnos es la mejor manera de encender el cambio. Las personas emocionalmente maduras lo saben muy bien.

Somos fruto de lo que pensamos y hablamos. Las quejas no solucionan nada, pero las acciones si pueden crear soluciones. Si actúas más y te quejas menos significa que estás creciendo emocionalmente.

Principio IV: Darse una nueva oportunidad

hombre

Las máscaras y las corazas que usamos en el presente pertenecen al pasado. Es una forma como otra cualquiera de seguir cargando a nuestras espaldas con conflictos anteriores y heridas sin sanar.

Cuando decides abrirte paso por la vida tendrás nuevas oportunidades, lo cual traerá consigo nuevos riesgos. Dichos riesgos no deben limitarte para que abras tu corazón. Pues en esta nueva etapa de tu vida, puede darse la oportunidad que estabas esperando, que puede ser encontrar el amor.

La persona emocionalmente madura no se predispone a las nuevas oportunidades que la vida le ofrece, sino que se abre paso hacia lo nuevo. El tomar la decisión de cerrar capítulos del pasado y abrirse a un nuevo comienzo demuestra una determinación de crecimiento emocional.

Hoy te animo a poner en practica estos principios. Dios hará cosas nuevas en tu vida. Es tiempo de cerrar capítulos del pasado y darle la bienvenida a las cosas nuevas que Dios trae para ti. 

 

2 comentarios en “Madurez emocional: principios imprescindibles

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s