What would Jesus do? – ¿Qué haría Jesús?

En mi familia solemos reunirnos al final del día, cenar y hablar de diversos temas, de cómo nos fue durante el día; hablar de la palabra y contarnos algunos chistes. Es nuestro altar familiar. Una noche, mientras conversábamos durante la cena, de pronto tocamos el tema de la criminalidad y alta delincuencia de la sociedad actual en nuestro país. Comenzamos a discutir varios escenarios en dónde nuestra vida o la vida de algún ser querido cercano podría estar en riesgo extremo y no sabríamos cómo actuar ante ese tipo de situaciones. Luego, nos preguntamos todos en casa ¿qué haría yo?. Normalmente actuaríamos en defensa propia pero mientras pensábamos, alguien preguntó ¿Que haría Jesús?

Si nos encontramos camino a casa y llevamos con nosotros cierta cantidad de dinero; imaginemos que soy padre de familia y ese dinero es todo el sustento que tengo para ese día. Ando a pies, caminando, pues soy pobre y viene un motoconcho atracador o quizás un simple atracador con un arma blanca o de fuego, me apunta con el arma y me roba todo lo que tengo. Yo, aunque quizás no tenga la forma de hacerle daño, ni pistola, ni siquiera una piedra cerca, por lo menos lo maldigo. Pero ¿qué haría Jesús?

Si ando por la calle y un mendigo me pide algo de comer o 5 pesos, comúnmente ¿qué hacemos?, no le damos nada. Lo ignoramos y seguimos nuestro camino. Pero ¿qué haría Jesús?

Si me encuentro en mi casa, suponiendo que me encuentro con mi familia (esposa, hijos, el perrito y un sobrino qué vino de visita) y de pronto se escucha un ruido, inmediatamente busco mi pistola para defensa (si tengo una), se escucha el forzar de la puerta y entran dos desconocidos armados preparados para hacernos daño a mí y a mi familia, tengo oportunidad de atacar primero, de matar a la persona que invadió mi hogar ¿que haría yo?; actúo en defensa propia. Pero ¿que haría Jesús?. Jesús perdonaría a la persona o se dejaría matar. Suena un poco ilógico, pero en realidad eso fue lo que Él hizo por nosotros en la cruz del calvario. Uno de los principales mandamientos, de hecho el segundo en jerarquía, es “ama a tu prójimo como a ti mismo” No queremos que nos hagan daño, así que nosotros tampoco debiéramos hacerlo a otros.

Esta es la gran verdad, a Jesús lo mataron y él lo permitió; permitió que lo avergonzaran frente a multitudes siendo inocente. En lo terrenal no había motivo o deuda por pagar, no había hecho nada para merecer la muerte (y vaya que tipo de muerte) lo hizo para cumplir el propósito por el cual fue enviado a esta tierra. Pagar por nuestros pecados y traernos salvación por medio del derramamiento de su preciosa sangre. Lo hizo por amor.

No es fácil vivir el evangelio. Amar al que no te ama, perdonar al que te hace daño, confiar en las promesas de Dios, aprender a vivir en sus manos amorosas. Está claro que con nuestras propias fuerzas jamás podríamos. Todo es con Su ayuda y por Su gracia.

En cada movimiento que demos, en cada paso, en cada situación en la que nos encontremos, en cada nuevo desafío, en cada nuevo proyecto, en cada nueva relación de amistad o amor, en cada prueba, cada situación de dificultad, en cada meta propuesta, en cada cosa que hagamos o pensemos hacer, debemos preguntarnos ¿qué haría Jesús en mi lugar? o más bien, ¿qué quiere Dios que haga? Y esta pregunta puede ser contestada leyendo las Escrituras. Podremos encontrar algunas de las muchas cosas que Él hizo y que tienen aplicación para nosotros y nos sirven de guía perfecta. La Biblia es el manual que, junto al Espiritu Santo de Dios, nos ayuda a tomar las decisiones correctas.

Mientras mejor conocemos a Dios y su Palabra, mejor equipados estamos para saber lo que Él quiere que hagamos. Cuando estemos dispuestos a dejar de lado nuestras inclinaciones naturales, Dios nos revelará su dirección. Poner a Dios en primer lugar cada día no es algo que se da automáticamente. Es una decisión consciente.

Este Jesús, cuyo ejemplo queremos seguir, es el mismo ayer, hoy y siempre (Hebreos 13:8). Imitarlo es imposible en nuestras propias fuerzas. Jamás lo podremos hacer a la perfección mientras estemos en esta tierra, pero podemos acercarnos “confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” (Hebreos 4:16).

hh.jpg

 

Un comentario en “What would Jesus do? – ¿Qué haría Jesús?

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s