Lo que aprendí cuando decidí hacer algo por mí misma.

Durante años estuve definida por solo cuatro aspectos de mi vida: iglesia, familia, amigos y estudios, que se limitaban a actividades que ya estaba acostumbrada a realizar de forma automática e inmediata. Sí. Muchos acontecimientos marcaron mi vida, pero nada demasiado emocionante o que suponiera un gran cambio en mis hábitos, lo suficientemente bueno. Hasta que entendí que, en realidad, me encontraba sumergida en una pequeña rutina asesina. Y que hacer que algunas cosas fuesen diferentes, solo dependía de mi.

Dejé de conformarme, y tomé la decisión de cambiar. De cambiar por mí y por quienes me rodeaban y a favor de mí, de quienes me rodeaban y por supuesto, a favor de mi futuro. No esperé a que mis ojos se abrieran por si solos. Todo lo contrario. Tomé la decisión consciente de ser quien había planeado ser todo este tiempo. Un tipo de mujer al que cuesta llegar, pero que está ahí, esperando. Y había estado esperando por mí.

Y no. Déjenme decirles que aún no he llegado, pero estoy camino y ha sido muy emocionante. Altas y bajas no faltan, y aunque las montañas rusas suelen tener efectos secundarios poco atractivos, debo decir que ha valido cada segundo, cada esfuerzo y cada lágrima.

elitedaily_Guille_Faingold_taking_personally-800x400.jpg

Decidí hacer algo por mí, por mi salud física y emocional. No podía seguir despertándome todos los días sintiéndome abatida, enfrentando otro día más con la sensación de que era en otro lugar donde debía estar. Primero, tuve que redibujar las líneas que me habían definido. Después tuve que pintar ese dibujo (metafóricamente hablando) para que la gente que me había conocido de cierta manera me pudiera ver de otra. Decidí reinventarme, y desde entonces no paro.  

Me hice preguntas como: ¿Qué quiere Dios para mi vida? ¿Qué es lo que quiero? ¿Qué no quiero? ¿Está alineado lo que quiero, con lo que Dios quiere? ¿A dónde quiero llegar?
¿Quién quiero ser? ¿Cómo quiero que me recuerden? …  Esto me sirvió para prestar atención a mi interés sobre temas que, tiempo atrás, habría ignorado por completo. Aprendí a cuidarme, amarme y enfocarme en lo que era y sigue siendo importante para mi. Y reiventarse no es cambiar de personalidad. No es dejar de ser tu mismo, sino ser la mejor versión de ti mismo, haciendo los cambios necesarios que estén basados en tus necesidades y lo que quieres lograr, no en lo que los demás quieren que logresExperimentando, intentando, fallando, decidiendo, luchando con la idea de dejar que el tiempo pase sin que nada emocionante suceda.

Haz algo por ti mismo(a) también. Haz un examen de conciencia y pregúntate: ¿qué quiero y/o necesito cambiar? Seguramente hay mil cosas que deseas modificar (como todos), pero sólo céntrate en aquellas que realmente dependan de ti y que puedas realizar a corto plazo. Comienza por hacer una lista con lo que quieres, por ejemplo: ser más ordenado(a), enojarte menos, encontrar tiempo para hacer ejercicio, llevar una dieta balanceada, etc. Todas estas cosas forman parte de la reinvención que poco a poco cumplirán con su objetivo en común. Un objetivo que debes tener claro, y que solo tú conoces.

Haz algo por ti mismo(a). Preocúpate por ti, por dejar a un lado aquellas cosas que no traen beneficio alguno a tu vida y como consecuencia, afectan de igual forma a quienes están cerca de ti.

Para tener mejores resultados tienes que empezar a trabajar en ti mismo(a). No se trata de parecernos a otros, ni de ser exitoso como “x” persona o inteligente como “y” o divertido como “z”, aunque conviene tener referencias positivas; se trata de aprovechar las mejores cualidades que tenemos y de potenciar nuestro talento y autenticidad. Conocernos, superarnos, descubrir y aprender. Hoy mejor que ayer, mañana mejor que hoy, y así continuamente. Por supuesto, con alguna variación, pero siendo cada vez una versión mejorada de quienes somos.

 

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s