Su fidelidad

¿Alguna vez te has detenido a pensar en la fidelidad de Dios para con nosotros?  

Todos decimos y sabemos que Dios es bueno y fiel, pero ¿por qué Él es tan fiel y bueno con nosotros? Ciertamente su fidelidad es grande, mucho más grande de lo que podemos imaginar. De hecho es inefable hablar de su longanimidad y fidelidad. Pero Él es fiel, Él cumple lo que ha prometido para tu vida, aunque hagamos cosas buenas, aunque hagamos cosas malas, aunque el sol deje de brillar, aunque el aire deje de fluir, hasta el fin de nuestra existencia en esta tierra y aún más allá en la eternidad, Él seguirá siendo fiel.

Es asombroso como Él se mantiene fiel. A decir verdad, nosotros, como seres humanos, somos muy dados a ceder con facilidad o faltar a una promesa y en nuestra mente finita no podemos comprender como alguien puede permanecer fiel hacia alguien que no le devuelve con la misma moneda. Realmente parece injusto y en nuestra finita sabiduría pudiéramos decir ”a alguien que no me es fiel, yo no le seguiré siendo fiel”, ”a alguien que me dice “quiero serte fiel” solo de palabras y no lo demuestra, no le seguiré siendo fiel”

Si miramos la fidelidad desde una perspectiva humana, existen varios casos en los que, aunque seamos fieles, por alguna razón, puede cambiar nuestra manera de pensar. Pero la fidelidad de Dios no tiene límites, de hecho, la fidelidad de Dios es tan inmensa para nosotros que hasta se extiende a nuestros hijos y generaciones, como podemos encontrar en el Salmo 119: 89-90: “Tu eterna palabra, oh Señor, se mantiene firme en el cielo. Tu fidelidad se extiende a cada generación, y perdura igual que la tierra que creaste”.

Desde hace aproximadamente unos meses, he estado escuchando canciones para una actividad importante. Escuchando y buscando día tras día, recordé una canción que ya había oído muchas veces, pero no había prestado atención al gran significado de su letra cuando habla sobre la fidelidad de Dios. Desde entonces he meditado en Dios y comprendí que yo he de serle mucho más fiel de lo que he sido.

Todo lo que concierne a Dios es enorme, grandioso e incomparable. Él nunca olvida ni falta a su palabra, nunca la pronuncia con vacilación ni renuncia a ella. El Señor se ha comprometido a cumplir cada una de sus promesas, cada una de sus profecías, cada pacto establecido y cada amenaza. Su amor, su palabra y su fidelidad, dice la palabra un montón de veces que son inagotables y eternas y lo podemos ver a diario en nuestras vidas. Lamentaciones 3:23 dice: “Grande es su fidelidad; sus misericordias son nuevas cada mañana”.

Dios siempre perdona nuestras infidelidades, porque ha prometido que será fiel y en su palabra no hay sombra de variación, 2 Timoteo 2:13: “Si somos infieles, el permanece fiel, pues Él no puede negar quien es”. Pero ¿por qué nosotros somos tan infieles? ¿Por qué no podemos mantener nuestra palabra como el Señor? Es una pregunta en la que todos deberíamos de meditar diariamente, así como Él es misericordioso diariamente.

Para responder la pregunta del inicio ”¿Por qué Él es siempre fiel?” La respuesta es simple, su palabra es invariable, inmutable y permanece para siempre. Él dijo que será fiel. Él es fiel solo para probar su fidelidad.

 

Jochy Marte es un joven cristiano, perteneciente a la Iglesia Nuevo Testamento. Sus principales pasiones están todas relacionadas con el arte. Música, arquitectura, fotografía y finalmente ha desarrollado una pasión por l.jpg

2 comentarios en “Su fidelidad

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s