Textos fuera de su contexto.

Escuché a mi pastora en una ocasión decir lo siguiente: ‘’Todo lo que escuchen o lean de fuentes externas, examínenlo. No tomen las cosas tal y como las reciben. Lleven toda la información a la luz de la palabra de Dios y corroboren su veracidad. Yo, como humana, en lo que digo y lo que hago, puedo equivocarme. Pero Dios nunca se equivoca’’.

Desde entonces, les he dado el mismo consejo a muchos de los jóvenes con los que tengo la oportunidad de conversar. ¡Y es que estamos tan mal acostumbrados! Mucha de la mala información que tenemos en nuestro disco duro mental, la tenemos por no saber leer la Biblia y no tener un filtro que nos ayude a confirmar la autenticidad del mensaje que estamos recibiendo. Esto nos ha llevado a creer que ciertas cosas son bíblicas, cuando en realidad no lo son.

Tómese en cuenta el tema de algunas cosas que solemos decir todos aquellos que hemos decidido servir a Cristo. Afirmaciones que, incluso, nos atrevemos a incluir en predicas o exhortaciones como si estuviéramos citando un versículo. Lo crean o no, esto es algo de lo que se ha hablado ya varias veces, pero obviamente, siempre de una forma diferente. Riqui Gell lo hizo en una ocasión (de dónde, por cierto, tomé algunas referencias). Y ahora lo hago yo, con mis propias opiniones al respecto. Porque, lo que no sabemos es que no debemos adjudicar palabras a Dios, solo por el hecho de que nos gusta cómo se escuchan. La biblia dice en 1 Pedro 4:11: ‘’Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos’’.

Así que, ¿de dónde provienen estas expresiones? ¿Qué significan, en realidad? Pues, me he tomado el tiempo de recopilarlas (algunas) y compartir la información con ustedes, con el fin de orientar. A veces ni siquiera sabemos lo que estamos diciendo.

Untitled design

Una declaración cliché que a menudo escuchamos decir. Pero ¿está esto basado en las escrituras? Me temo que no. La Biblia simplemente no lo dice. Aunque existen pasajes que se utilizan para apoyarla, como Juan 3:16. El problema es que, cuando decimos que “Dios ama al pecador pero aborrece el pecado”, practicamente estamos dejando de decir la verdad (o la estamos diciendo a medias, cosa que, muchas veces, puede incluso convertirse en una mentira) solo para llevar consuelo a las vidas de los perdidos. Debemos proclamar que los pecadores serán amados por Dios si miran a Jesús, para que Dios los vea a través de Él y los pueda amar.

En otras palabras, Dios aborrece al pecador que se complace en pecar y que no tiene ningún deseo de abandonar su pecado y por lo tanto, reincide en él (Dios lo aborrece porque Él es santo y no hay amistad entre Él y el pecado). Pero Dios ama al pecador que se ha arrepentido y está dispuesto a apartarse del mal. Porque, señores, ¡pecadores somos todos! Lo que nos diferencia a unos de otros es que hemos hecho morir nuestra carne, a fin de que Cristo viva en nosotros. Es decir, el pecado ya no gobierna nuestra vida y hemos sido justificados por la sangre de Cristo.

Untitled design (1)

Esto tampoco está en la Biblia. La Biblia sí afirma que debemos esforzarnos y tener valentía para obedecer, con el fin de que todo lo que emprendamos y hagamos nos salga bien. En realidad, lo que dice el texto, en palabras más exactas, es: ‘’Esfuérzate y sé valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. Josué 1:7. Este principio funciona para bien o para mal. La diferencia está en cómo lo desarrollamos. Todos tenemos 24 horas en el día. Podemos usar esas horas para trabajar, para construir relaciones significativas y para ayudar a otros, o podemos usar esas horas para ser holgazanes y para dañar a quienes tenemos cerca. Cuando tomamos lo que Dios nos da y hacemos algo con ello, entonces podemos tomar el resultado y presentárselo como una ofrenda.

Untitled design (2)

En la Biblia no dice que lo bendice, dice que lo ama. ‘’Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre’’ 2 Corintios 9:7. Las palabras inspiradas del apóstol Pablo constituyen un principio que el cristiano debe seguir al dar. El expone que la alegría es la actitud con la que el cristiano debe dar a otros. Y el que da con la motivación correcta, es feliz (Hechos 20:35). Quien así lo hace, difícilmente puede ocultar su gozo. De hecho, la palabra alegre puede usarse para describir tanto lo que siente la persona como su expresión corporal. Los cristianos deben evitar dos actitudes a la hora de dar: hacerlo de mala gana y hacerlo por obligación. Algo en lo que somos expertos.

Untitled design (3)

Esto no está escrito en la Biblia. En realidad, está en el Quijote de La Mancha. A demás, no podemos confundir la voluntad de Dios con Su permiso. No todo lo que ocurre es su voluntad, pero nada ocurre sin su permiso (que no es lo mismo)

Untitled design (4)

Recibiremos una corona incorruptible de gloria, pero en ningún lugar de la Biblia se menciona que tendremos otra estrellita por cada alma que ganamos. ‘’Y cuando aparezca el príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria’’. 1 Pedro 5:4. A demás, imagina una corona con 50 estrellas (por poner un ejemplo). ¿No crees que pesaría demasiado? (risas)

Untitled design (5)

Se escucha mucho en nuestras congregaciones, pero tampoco está en la Biblia. Se entiende que Dios usa sus propios medios para bendecir y obrar, y a veces esos medios nos sorprenden. Pero eso no está en ningún pasaje.

Untitled design (5)

Él no fue a preparar moradas, fue a buscar lugar para nosotros en esas moradas. Las moradas estaban hechas desde antes de la fundación del mundo. Juan 14:2: ‘’En la casa de mi Padre muchas moradas hay: de otra manera os lo hubiera dicho: voy, pues, a preparar lugar para vosotros’’

Aclaración de otros textos:

  1. ‘’Jesús era rubio’’

Esto es un error. Al ser judío, lo más probable es que su cabello haya sido negro o castaño oscuro. Y en Isaías 53:2 dice: “Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos. Esta descripción profética del Mesías está muy lejos del hombre rubio hermoso y de ojos azules que pintan por ahí o que solemos imaginarnos.

  1. ‘’Los tres reyes magos’’

Mateo 2:1 dice: ‘’Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos’’. El pasaje no dice cuántos magos eran, tampoco se mencionan sus nombres y mucho menos dice que eran reyes. Se cree que eran reyes por el tipo de regalos que habían llevado. Pero no está en la biblia.

  1. ‘’Ester y Mardoqueo eran tio y sobrina’’

Error. Eran primos. Aqui lo dice: ‘’Y había criado a Hadasa, es decir, Ester, hija de su tío, porque era huérfana’’ Ester 2:7

  1. ‘’Adán y Eva comieron una manzana’’

En realidad, la Biblia no dice qué fruto era. Así que pudo haber sido un mango, una pera o tal vez una fruta que ya no existe. Nadie sabe.

  1. ‘’Elías subió al cielo en un carro de fuego’’

No. Subió en un torbellino. La biblia dice: ‘’Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino’’ 2 Reyes 2:11

  1. ‘’Daniel en el pozo de los leones’’

No era un pozo, era un foso (Daniel 6:16): ‘’Entonces el rey mandó, y trajeron a Daniel, y le echaron en el foso de los leones. Y el rey dijo a Daniel: El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, él te libre’’

Muchas personas, por años, han estado equivocadas y todo por no leer bien o tomar las cosas tal y como las escuchan. Estamos hablando de no saber leer bien los textos, no respetar los signos de puntuación, no tomar en cuenta los versículos anteriores, no querer corroborar la información y/o no tener un filtro. Mi amigo(a), estas son solo algunas de las tantas cosas que se toman como bíblicas, cuando en realidad no lo son. Textos que hemos sacado de su contexto y han llevado a tantos a la confusión. Porque, obviamente, cada quien lo interpreta de forma distinta. Por lo tanto, te exhorto a que, incluso toda esta información, la confirmes. Lee la biblia y encuentra tus propias respuestas. Y si no entiendes algo, busca ayuda.

Si conoces otras expresiones populares, que en realidad no tienen apoyo de ningún versículo bíblico, déjalo entre los comentarios.

4 comentarios en “Textos fuera de su contexto.

  1. ¡Excelente post Ammi! Es de mucha importancia la aclaración de estas expresiones, así es, en muchas ocasiones escuchamos personas decir de forma automática “la Biblia dice” cuando en realidad no es así, sino que es fruto de la costumbre de escuchar estos enunciados.

    ¡Bendiciones!

    Me gusta

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s