Lo que aprendí en (y de) mis vacaciones.

sevillaQuiero iniciar compartiendo con ustedes una serie de listas (algunas un tanto genéricas) que hacen mención a cosas que, personalmente, entiendo debemos tomar en cuenta a la hora de irnos de viaje en vacaciones (o aunque no haya ningun viaje en particular). Son sugerencias prácticas, y sencillas que me sirvieron para sacarle el mayor de los provechos a mi tiempo de descanso, antes, durante y después (aunque algunos tuve que aprenderlos después de cometer el error)

Antes:

– Prepárate emocional, física y mentalmente para lo que pueda venir.
– Para viajar al extranjero debes tener tu pasaporte vigente. Ten en cuenta que si vence en menos de 6 meses, debes renovarlo, ya que hay países que exigen ese tiempo de vigencia como mínimo.
– Como algunas cosas dependen mucho del lugar, investiga con antelación cómo es el sitio al que planeas ir. Si es una caminata por la montaña, un paseo por la ciudad de New York o un fin de semana en el hotel de alguna de las playas de tu ciudad. Luego haz una lista de las cosas que puedes llegar a necesitar. Se realista. Cada lugar es distinto, por lo que necesitarás cosas distintas. No necesitas llevar una cantimplora si vas al hotel ¿Verdad?
– Es muy importante que averigües el clima, a fin de elegir correctamente la ropa que llevarás, cambio horario, costumbres y ese tipo de cosas.
– Hablando de ropa, ¡no te cargues demasiado! Aunque no cuentes con un presupuesto muy amplio, entiende que no necesitas toda la ropa que crees necesitar. Especialmente si visitarás a familiares o amigos.
– Si tomarás un vuelo o un autobús hacia otra ciudad, procura tener todo listo dias (incluso semanas) antes del viaje. Vuelo o autobús, asiento en el vuelo, hora de salida y hora de llegada, datos del lugar donde te quedarás, ya sea en un hotel, o en casa de familiares o amigos, documentos, etc.
– Ten en cuenta con cuanto peso puedes viajar.
– Por nada del mundo entres liquidos ni objetos punzantes en tu equipaje de mano. ¡Ni se te ocurra! ¡Ni de broma, te digo! Me quitaron una crema de Victoria Secret (recien comprada) en el Aeropuerto Internacional de Miami, cuando hice la escala para regresar a Santo Domingo. Asi que… por favor, hazme caso.
– Por más seguro que te digan que es un lugar, siempre cuida tu equipaje, no portes mucho dinero en efectivo y conoce las rutas seguras del lugar donde estés.
– Aprende a usar un mapa.
– Organiza tu tiempo.
– Mujeres, eviten usar maquillaje pesado.
– IMPORTANTE: Haz un planing de tu viaje para aprovecharlo al máximo. Busca los lugares más emblemáticos para visitar y los museos más conocidos, a fin de que no te pierdas de nada.
– No temas preguntar.

Hay muchas otras cosas que se pueden tomar en cuenta antes de tomar unas vacaciones. A decir verdad, la clave para que un viaje fuera de nuestras fronteras salga bien es la organización con antelación. Asi que, descansa la noche antes de viajar, prepara el equipaje en función del destino y de cómo sea tu viaje (de aventuras, viaje cultural,…) para no estresarte. No te olvides de la cámara de fotos y cuando lo tengas todo… ¡Solo te queda viajar y disfrutar!

Durante:
La preparación de la que estuvimos hablando en el subtema anterior tal vez no sea tan necesaria si no planeas hacer ningun viaje fuera de tu ciudad. Por lo tanto, creo que todos, incluyendo a los que tienen pensando disfrutar de sus vacaciones de una forma distinta, se sientan un poco más identificados con esto.

– Prueba algo nuevo.
– Haz algo creativo.
– Busca la inspiración en todo lo que te rodea.
– Tómate un respiro y simplemente, disfruta del arte de no hacer nada.
– Lee mucho.
– Disfruta de alguna peli que hace tiempo que no ves (o ve al cine a ver algo nuevo).
– Muévete. No te quedes parado.
– Aprovecha los días de buen tiempo para hacer cosas al aire libre.
– Llama a esa persona que hace tiempo que no ves.
– Lleva una libreta siempre contigo para apuntar todas las ideas que seguro se te van a ocurrir.
– Escucha música que te motive a ser positivo y que potencie tu productividad.
– Suelta las emociones acumuladas.
– Disfruta cada segundo.
– Desconectate (al menos un poco) de las redes sociales.
– Si quieres, toma fotos.

Después:

– Organízate. Ya sea que hayas o no regresado a casa con nueva ropa u objetos, debes poner todo en orden, especialmente tu cabeza. Muchas cosas fueron alteradas durante tus vacaciones, aunque no lo creas. El dormir mas (o menos) el comer mas (o menos), todas esas cosas deben volver a su lugar.
– Ponte al día. Comunícate con tus amigos y familiares cercanos y avísales que estas de regreso.
– Cuenta tus experiencias. No necesitas dar demasiados detalles, pero mucha gente querrá saber cómo te fue, asi que no temas decirles.
– Activate. Las vacaciones y/o tiempo de descanso ya culminaron. Asi que, con el mejor animo con el que puedas iniciar el día, regresa a tus actividades rutinarias.

Como es de saberse, todos somos personas diferentes y aunque algunas cosas sí se deben tomar en cuenta siempre, todos tenemos necesidades distintas y cada quien, aún terminando de leer este escrito, sabe en realidad lo que puede llegar a necesitar. Pero mi único deseo fue proporcionarles información que puede ser de utilidad y que, en realidad, formaron parte de mis vacaciones. Ya sea que hayan regresado de su tiempo de descanso o esten a punto de tener uno, espero haberles ayudado.

¡Que disfruten el resto del verano!

Un comentario en “Lo que aprendí en (y de) mis vacaciones.

  1. Pingback: Rumbo al 2016 | Ammi Alba

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s