Un corazón que se somete.

¿Cómo anda nuestro corazón, querido joven? Recuerda que desarrollar un corazón que obedezca la voluntad de Dios es el paso más importante de nuestro viaje para convertirnos en jóvenes conforme a su corazón. ¡Y es tan cierto! La obediencia a lo que Dios dice en su Palabra es lo que nos prepara para responder ahora a este asunto tan importante del sometimiento.

¿Pensabas que la sumisión era una etapa de tu vida que se pasaría así no más? Pues si todavía te sientes asi, perdóname. Quiza no he sabido comunicarte de manera apropiada la importancia de la sumisión como un proceso de toda la vida y un diario vivir para cada uno de los hijos de Dios. La sumisión es lo que nos prepara para las cosas futuras de tu vida y de mi vida.

Para lo mismo, es el sometimiento con la familia. Hay cosas que Dios quiere de sus familias y una de ellas es que convivan en armonía (Salmo 133:1) y que le den la Gloria a El y solo a El (1 Corintios 10:31). Y puede ser que a veces parezca imposible someternos a sus normas y estrictas reglas, pero ¿cómo habríamos de obedecer a Dios si no podemos obedecer a nuestros padres?

Por lo tanto, he aquí como actúa. Si tus padres quieren que vayas a la Iglesia en vez de ir al cine, tienes que ir. Si te ordenan que dejes el Internet y te pongas a estudiar, tienes que hacerlo. En pocas palabras, no te sometes si no hay cooperación. Y en caso de que ya seas un joven adulto, lo anteriormente mencionado puede que no entre en tu situación, pero tu obediencia a ellos en muchas de las cosas que te soliciten es una muestra de respeto, y eso, sin duda, es algo que no varía.

Otro punto es que, para someterte, necesitas aprender a ayudar. Puede ser parecido a lo anterior pero es la mejor oportunidad para mostrarles a los demás lo mucho que te importan. ¿Cuántas personas anhelan oír esas cuatro palabras ‘’Te puedo ayudar?’’ ¡Muchas, sin duda! Así que te animo a que desde ahora, empieces sembrando una semilla de empatía y solidaridad.

Para el sometimiento, necesitas una de las cosas mas importantes que no debe quedarse sin mencionar y es la oración. ¿Sabes la importancia de la oracion? ¿Acaso tienes idea? No solo la oración es importante, cambia las cosas y nos cambia a nosotros, también es uno de los principales medios de unión y acercamiento con Dios y el Espiritu Santo. Para someterte necesitas de la oración, porque la oración es apoyo, alimento y sustento. Sabes muy bien lo difícil que es someterse, sin importar a que.

No dejes de orar por los demás, no dejes de orar por ti mismo (a). Si piensas que tus padres no te apoyan en nada, ora por ti. Si piensas que el sometimiento es una farsa total, ora por ti. Si piensas que no vale la pena, ora por ti. ¿Y que le pides a Dios? Pídele que te ablande y te ayude a ser un(a) joven de bien. Que tenga un corazón obediente, un corazón que se someta, un corazón que ame.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s